8 de septiembre de 2014

La Moldavia contrafactual de Henrique Luvannor

brazilianul
Henrique Luvannor tras debutar con la selección de Moldavia ante Lituania

Desde que Ion Caras fue elegido para su tercera etapa como seleccionador en enero de 2012, la selección de Moldavia se ha mostrado como un equipo muy sobrio y capaz de plantear problemas a la mayoría de rivales a partir de un planteamiento conservador y sistemático en función del empate a cero inicial. En cada uno de sus encuentros, la Moldavia de Ion Caras evidencia un notable rigor táctico, mientras que su capacidad ofensiva es mucho más limitada debido a la falta de jugadores creativos.

De ‘playmakers’ y pasaportes. Ion Caras ha tratado de contrarrestar la falta de creatividad de Moldavia con opciones puntuales: adelantar a Alexandru Epureanu al mediocentro, donde actuaba en la etapa final de Gavril Balint; mayor presencia de Igor Picusceac, que aporta movilidad y pase como delantero centro; e incluso recuperar al icónico Serghei Covalciuc, un ‘playmaker’ muy versátil y de acciones maradonianas que a finales de 2006 había renunciado a la doble nacionalidad rumana en favor de la rusa para no contar como extranjero en el Spartak de Moscú. Desde entonces el retorno de Serghei Covalciuc a la selección moldava se convirtió en un serial muy controvertido, reavivado con cada nuevo seleccionador y excusado por las lesiones. El pasado dia 3 de septiembre su hermano y también mediocentro Chiril Covalciuc debutó con la selección de Ucrania [2] precisamente en un amistoso con Moldavia. Otra pérdida para la selección moldava fue la de Igor Lambarschi, un mediocentro muy completo e internacional sub-21 que en 2012 aceptó la invitación de la selección rusa.

Henrique Luvannor  llegó al Sheriff de Tiraspol en 2011 desde el Paranoa Esporte Clube de la tercera categoría del fútbol brasileño. Comenzó como lateral izquierdo ofensivo y luego pasó a la mediapunta. Su impacto en el Sheriff fue doblemente positivo: aportó calidad, marcó 43 goles en 105 partidos oficiales, y su carácter cordial permitió integrar a los brasileños que se sumaban al equipo. En octubre de 2013 el Sheriff anunció que Luvannor había adquirido la nacionalidad moldava [1] que le permitirá no acupar una de las siete plazas de extranjero permitidas en el campeonato moldavo. Ion Caras convocó a Luvannor de manera inmediata, que debutó como titular en un amistoso contra Lituania en noviembre y asistió a Ionita en el gol moldavo (1:1). A comienzos de 2014 Luvannor disputó como titular los tres partidos de preparación de Moldavia, marcó dos goles y fue capaz de liderar el juego ofensivo de Moldavia desde la mediapunta izquierda. El pasado mes de junio la FIFA comunicó a la Federación Moldava de Fútbol (FMF) que Luvannor no podría disputar los partidos de clasificación para la Eurocopa 2016 porque aún no había acumulado 5 años de residencia en Moldavia [3]. Las posibilidades de Luvannor en la selección de Moldavia se frustraron definitivamente el pasado mes de agosto cuando el Sheriff fue eliminado por el Slovan de Bratislava en la tercera ronda previa de la Champions League y el brasileño se marchó traspasado al club saudita Al Shabab.

Las oportunidades para los jugadores de la selección de Moldavia se han complicado por el cambio de reglamentación en la Russian Premier League, que desde la temporada 2013-14 considera como extranjeros a todos los jugadores no seleccionables por Rusia. El capitán Alexandru Epureanu, el portero Stanislav Namasco y los delanteros Alexandru Antoniuc y Eugen Sidorenco han dejado el fútbol ruso.

-------------------------
[1] Sheriff Tiraspol forward Luvannor takes Moldovan citizenship - FC Sheriff Tiraspol
[2] En ucraniano Kyrylo Kovalchuk.
[3] Un caso similar es el del también brasileño Rennan Bressan, que tras su nacionalización tuvo que esperar varios meses hasta cumplir los 5 años de su llegada al FC Gomel y poder disputar partidos de competición oficial con Bielorrusia -  MoldFootball.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada