27 de marzo de 2015

Ucrania: un sistema para Yarmolenko y Konoplyanka

yarmolenko y konoplyanka.jpg
Yarmolenko y Konoplyanka con la selección de Ucrania.

La Ucrania de Mykhaylo Fomenko. Desde su nombramiento como seleccionador en diciembre de 2012, Mykhaylo Fomenko (66) ha definido a Ucrania añadiendo rigor táctico a las características del estilo eslavo —calidad técnica, entrega física, choque— y manteniendo como identidad la velocidad clásica de los atacantes ucranianos: Blokhin, Protasov, Mykhaylychenko, Rebrov, Shevchenko... Yarmolenko, Konoplyanka.

Tras asumir el cargo de seleccionador con la fase de clasificación para Brasil 2014 iniciada y con el margen de error agotado por una derrota en Kiev ante Montenegro y un empate en Moldavia, el balance de Fomenko incluye victorias de mérito: ante Polonia en Varsovia y en Kharkiv, sobre Montenegro en Podgorica —con 10 jugadores— y un empate contra Inglaterra en Kiev. Resultados que permitieron a Ucrania disputar una plaza con Francia en una eliminatoria que resultó más ajustada en la realidad que en la teoría: tras un 2:0 para Ucrania en Kiev, la Francia de Ribery necesitó una auténtica catarsis nacional, cinco cambios en el once y una atmósfera extraordinaria para imponerse por 3:0 en Saint-Denis.

Con fama de gran motivador y un carácter muy sobrio, Fomenko ha elevado el nivel competitivo de la selección ucraniana. El trabajo de Fomenko ha sido reconocido y considerado de manera unánime como el legado más positivo del ya depuesto presidente de la federación ucraniana, Anatoly Konkov.

Paralelamente a la etapa de Fomenko, la guerra en el Donbass [1] ha añadido un componente emotivo y patriótico a los encuentros de la selección de Ucrania. — Fomenko también ha sumado jerarquía a la selección, solicitando sistemáticamente el aplazamiento de las jornadas previas a los encuentros de clasificación como en el caso de la visita a España.

La generación de oro y la generación post-Maidán. Ya solo los nombres recuerdan a aquella selección de Oleg Blokhin que en la Eurocopa de 2012 quedó eliminada en la fase de grupos jugándose el todo o nada desde el inicio con dos delanteros —Shevchenko y Voronin—, un único mediocentro puro y con Gusev, un volante ofensivo en el lateral derecho… 

La generación dorada que disputó la Eurocopa sub-21 de 2011 y personificada en Yarmolenko y Konoplyanka, ha completado ya su proyección en la selección absoluta con otros nombres como Ratkistkiy, Stepanenko, Garmash, Selin, Morozyuk y Zozulya. Todos titulares o recambios habituales desde la fase de clasificación para Brasil 2014. 

Desde hace un año la guerra en el Donbass ha creado una crisis que afecta a todos los clubes de la Ukrainian Premier League [2], que no pueden atraer jugadores extranjeros y en varios casos han reducido sus presupuestos al mínimo desvinculándose de la práctica totalidad de sus plantillas. Esta coyuntura ha precipitado el debut o el mayor protagonismo de decenas de jóvenes ucranianos en el campeonato y Fomenko ya ha incorporado a varios de estos jóvenes como alternativas en las convocatorias de la selección absoluta: Sydorchuk, Budkivskiy, Ordets, Bolbat, Malinovsky, Burda, etc. 

Entre los más veteranos aún se mantienen en la selección ucraniana tres de los jugadores que acudieron al Mundial de Alemania 2006: el portero Pyatov y los mediocentros Rotan y Tymoshchuk, que ya ejerce más un rol de puente entre los técnicos y los jugadores.

Estilo de juego. Mykhaylo Fomenko ha definido un once tipo prácticamente invariable y muy competitivo. A partir de un esquema en 4-5-1 con tres mediocentros se desarrolla la idea de combinar la capacidad de contención en defensa y las llegadas de Yarmolenko y Konoplyanka como primera opción ofensiva.

En defensa la pareja de centrales por defecto la componen el portentoso Khacheridi (1,98) y el veterano Kucher. Khacheridi sale al corte o va al suelo en acciones de riesgo. Kucher tiene un rol más posicional y sobrio, de cierre. Ambos se complementan entre sí y además suponen una opción poderosa en las acciones de estrategia en las dos áreas. Mientras la decisión de relegar a Rakitskiy al banquillo denota el rigor táctico instaurado por Fomenko. En los laterales también hay una relación: en el izquierdo Shevchuk tiene velocidad y profundidad, mientras que Fedetskiy —más completo y polivalente— también puede incorporarse al ataque o quedarse en la retaguardia para ayudar a los centrales ante rivales de mayor nivel. Ambos han sido reconocidos por su carácter combativo y ha protagonizado actuaciones muy destacadas: Fedeskiy en un marcaje sobre Ribery en la ida del 'play-off' contra Francia, y Shevchuk con otro marcaje sobre Robben en el encuentro de octavos de la Champions disputado en Lviv.

Los tres mediocentros se disponen de manera escalonada para preservar el equilibrio y sumar también segundas opciones ofensivas. Stepanenko aporta agresividad, rigor y buena entrega de balón desde el pivote defensivo (posicional). Unos metros más adelantado, Rotan ejerce de cerebro del equipo con su capacidad para conectar con el ataque en corto o con desplazamientos largos y es el encargado de poner el balón en el área en las acciones de estrategia. El tercer mediocentro es Garmash, un todocampista con buen disparo y mucho despliegue físico que le permite desdoblarse entre el trabajo defensivo y sorprender constantemente como llegador en el área contraria. Durante la segunda lesión de rodilla de Garmash la principal opción de Fomenko para el tercer mediocentro ha sido el veterano Edmar, un brasileño nacionalizado y reconvertido desde la mediapunta que reúne calidad técnica, capacidad para contemporizar y tiene un rol más cerebral. Otras alternativa para el puesto de mediocentro ofensivo son: Olynyk, un mediapunta izquierda muy completo y con mucho gol que había sido clave en el Metalist como mediocentro y desapareció de la selección al no contar para Juande Ramos en el Dnipro; Bezus, un segundo delantero rápido y vertical con el que Fomenko quiso contragolpear a Francia en Saint-Denis y solo consiguió perder el centro del campo...; y Sydorchuk, unos de los jóvenes post-Maidán que ha destacado por su dinamismo y capacidad de llegada en el Dinamo Kiev.

Yarmolenko y Konoplyanka son los protagonistas ofensivos de la selección ucraniana, mediapuntas de banda que parten a pierna cambiada y que tienen capacidad para desbordar, completar acciones individuales con un disparo muy potente desde la frontal o asistir tras atraer a los rivales. Konoplyanka es un prodigio técnico con mucha habilidad y especialista en el golpeo de las faltas directas. Yarmolenko es más vertical y potente. Ambos son las estrellas de Ucrania y condicionan la elección delantero centro. Roman Zozulya esn un ‘9’ moderno que reúne remate, mucha capacidad de trabajo y movimientos horizontales para habilitar a Yarmolenko y Konoplyanka, y que también puede complementarse con otro delantero más de área y tradicional como Evgen Seleznev, su compañero en el Dnipro Dnipropetrovsk.

En suma la Ucrania de Fomenko es una selección equilibrada, que sabe a lo que juega, con un estilo siempre combativo, jugadores de mucho talento y un objetivo: Francia 2016.
______________________
* Este artículo es una actualización del publicado en octubre de 2013 en SpheraSports
[1] War in Donbass  Wikipedia
[2] Formato urgente para el fútbol en Ucrania — SpheraSports

15 de noviembre de 2014

Bielorrusia: el ciclo de Georgi Kondratiev

Kondratiev.jpg
Georgi Kondatriev en el momento de anunciar su dimisión como seleccionador de Bielorrusia.

"Cuando no hay resultados el entrenador tiene que irse. [Tras empatar en Luxemburgo] Prometí que me iría y lo haré. No creo que a la Federación le importe. ¿Crees que la situación quizás pueda cambiar porque venga otro seleccionador?. Este es el resultado de 25 años de trabajo. Nuestra selección sub-21 pierde contra cualquiera. Estamos muy por detrás de las selecciones de primer nivel. Eslovaquia no es un equipazo pero también somos inferiores a ellos. Compara la calidad de nuestros jugadores con suya..." [1]. Tras perder en Borisov ante Ucrania y Eslovaquia, Georgi Kondratiev cumplió su promesa de presentar la dimisión como seleccionador y se justificó argumentando que el fútbol bielorruso no daba para más.

La etapa de Kondratiev se ha caracterizado por ser una sucesión de planteamientos específicos y defensivos en función del rival y por la escasa incorporación de jugadores jóvenes en las posiciones ofensivas. Su pragmatismo derivó en decadencia hasta concluir con un dato demoledor: Bielorrusia está fuera de las 100 primeras plazas del ranking FIFA por primera vez desde agosto de 2000. En febrero de 2011 había alcanzado la 36ª posición.

El ciclo de la sub-21. Georgi Kondratiev consiguió el mayor hito del fútbol bielorruso post-soviético cuando su selección sub-21 [2] alcanzó el tercer puesto en la Eurocopa de Dinamarca 2011 tras eliminar a Italia en el play-off y estar ganando a España en semifinales hasta el minuto 89. Kondratiev fue promocionado a la selección absoluta en diciembre de 2011 y dirigió a la selección olímpica en Londres 2012. El nombramiento de Kondratiev pretendía dar continuidad al bloque de la sub-21 de los que apenas se han incorporado como habituales en la absoluta el portero Aleksander Gutor, el central Egor Filipenko, el lateral Denis Polyakov y el mediocentro Stanislav Dragun. Mientras que prácticamente no se han incorporado los jugadores con más calidad ofensiva de aquella selección como Dmitri Baga y Pavel Nekhajchik ni los nuevos talentos del fútbol bielorruso como Artem Bykov, Pavel Savitskiy, Aleksandr Karnitskiy o Nikolai Signevich. "Hace falta más que un par de partidos buenos para entrar en la selección". Sin recambios en ataque, las lesiones de Vitali Rodionov y las no convocatorias de Aleksandr Hleb por motivos confidenciales limitaron mucho la capacidad ofensiva de la Bielorrusia de Kondatriev en la clasificación para Francia 2016...

Posibles sustitutos. La Federación de Fútbol de Bielorrusia (BFF) no tenía previsto un reemplazo para Kondratiev y los contactos se realizan en paralelo a los debates, opiniones y sugerencias en los medios. La cuestión principal es la del perfil: contratar a un técnico tradicional y entrado en la cincuentena o confiar en un preparador más joven como recientemente ha ocurrido en las selecciones ex soviéticas de su mismo rango: Armenia (Vardan Minasyan, 35 años), Estonia (Magnus Pehrsson, 37), Letonia (Marians Pahars, 38) y Moldavia (Curtean, 41). La BFF ha actuado de manera ambigua negociando un acuerdo con el joven Aleksandr Khatskevich (Dinamo Kiev II, 41) mientras ha nombrado como interino a Andrei Zygmantovich (51), quien ya formaba parte del cuerpo técnico de Kondratiev [3]. Las limitaciones económicas de la BFF impiden contratar a cualquier entrenador extranjero de renombre e incluso casi a los bielorrusos de más prestigio que han sido despedidos de sus clubes en este comienzo de temporada, Leonid Kuchuk (51) y Viktor Goncharenko (38).

Continuará... 

______________________
[1] Belarus national team’s chief manager quits — EuroRadio.fm
[2] Bielorrusia U21: La empresa colectiva  DAVAI DAVAI !!
[3] La BFF siguió el consejo del también ex seleccionador y autoridad máxima del fútbol bielorruso Anatoly Baidachny, quien a su vez está enfrentado con la propia Federación

12 de noviembre de 2014

Luiz Adriano, Dunga y la fórmula Vágner Love

Samba Donetsk.jpg
Los debutantes Douglas Costa y Luiz Adriano junto a Fernando, internacionales brasileños del Shakhtar Donetsk.

Luiz Adriano tiene 27 años, está en la edad ideal en la que los futbolistas combinan un estado físico óptimo y un mayor conocimiento del juego. El brasileño del Shakhtar Donetsk es un delantero prolífico, tácticamente peculiar y muy valioso que reúne las características del 9 tradicional y de los delanteros modernos: referencia y remate dentro del área, movilidad y calidad lejos de la portería. Su rendimiento y progresión en el Shakhtar han sido constates desde su llegada con solo 19 años procedente del Internacional de Porto Alegre en 2007.

Fuera del radar.
Por aquello de que para los jugadores sudamericanos ‘ir a Europa’ es todo lo mismo, Rusia y Ucrania ofrecen contratos que resuelven la vida real pero sus campeonatos están fuera del radar de los seleccionadores… La primera convocatoria de Luiz Adriano se ha producido cuando ya han pasado siete años y medio de su llegada a Ucrania y solo dos días después de marcar cinco goles en un partido de la Champions League en Borisov que le convertían en el máximo goleador de la historia del Shakhtar [1], igualaban un récord de Leo Messi y le ponían en el centro de la atención mediática del fútbol internacional. Luiz Adriano había sido internacional con la selección brasileña sub 20 en once ocasiones y su incorporación tardía a la selección absoluta es un caso idéntico al de su compañero club Douglas Costa, un mediapunta también internacional sub 20 en catorce ocasiones y que fue traspasado del Gremio de Porto Alegre al Shakhtar en 2010. Luiz Adriano y Douglas Costa son dos de los debutantes en una convocatoria para los amistosos con Turquía y Austria que se compone solo de jugadores que militan en clubes europeos mientras se resuelve el campeonato brasileño. En la lista de Dunga también están el mediocentro Fernando (Shakhtar) que vuelve a la seleçao por la baja de Rómulo (Spartak) y otros dos jugadores que han militado en el ‘Samba Donetsk’: el mediocentro Fernandinho (Manchester City) y el mediapunta Willian (Chelsea), que forzaron su salida del club ucraniano para llegar a la Premier League inglesa y poder representar a Brasil en su Mundial de 2014.

La posibilidad de Ucrania. A finales de 2012 Luiz Adriano ya había pasado los cinco años de residencia en Ucrania que requiere la normativa FIFA para poder disputar encuentros de competición oficial con un país de adopción [2] y los míticos delanteros Andriy Shevchenko y Andriy Voronin habían anunciado su retirada a nivel internacional tras la disputa de la Eurocopa coorganizada por Ucrania. En la perspectiva de no ser convocado con la selección brasileña, Luiz Adriano declaró que estaba dispuesto a representar a su segundo país: "Ucrania me gusta muchísimo. El mundo entero me ha conocido desde que estoy jugando aquí. Estoy muy agradecido a este país y lo considero como mi segunda casa. Incluso estoy listo para cambiar mi pasaporte si soy llamado para el equipo nacional. Creo que esto podría hacer al equipo más fuerte" [3]. Entonces la Federación de Fútbol de Ucrania emplazó las especulaciones aduciendo que el Shakhtar Donetsk debía primero tramitar su nacionalización. La opción era muy sugerente para el equipo de Mircea Lucescu, que podría liberar una plaza de extranjero para reforzar la portería o la defensa, pero nunca llegó a concretarse. A finales de julio de este año Luiz Adriano volvió a corresponder al interés de la selección de Ucrania, declaró que tenía la intención de nacionalizarse y que la decisión dependería solo de la resolución del conflicto armado en el Donbass [4], la región del Este de Ucrania que ha declarado unilateralmente su independencia de Kiev y en la que se encuentra la ciudad de Donetsk. La cuestión de incorporar a jugadores nacionalizados a la selección ucraniana tiene ya dos precedentes: el delantero serbio Marko Devic es internacional desde 2008 y el mediocentro y también brasileño Edmar desde 2011.

Versatilidad en el Shakhtar 2014-15. La descripción de Luiz Adriano como un delantero muy completo capaz de actuar como referencia ofensiva y de habilitar a los mediapuntas le ha convertido en el '9' idóneo en el 4-2-3-1 del Shakhtar de Mircea Lucescu, y ha frustrado las tentativas de incorporar a un delantero exclusivamente rematador como Evgen Seleznev o de un perfil más habilidoso como Marko Devic, que retornaron a Dnipro y Metalist sin poder ofrecer una alternativa que mejorase las prestaciones de Luiz Adriano. Esta temporada el brasileño ha añadido un nuevo registro a su juego actuando como segundo delantero junto a Oleksandr Gladkiy un '9' con bastante clase pero más pesado y lento. Opción transitoria que Lucescu ideó para cubrir la vacante del evadido Alex Teixeira [5] en el comienzo de temporada y que reubica a Luiz Adriano como segundo delantero en un 4-4-2 en doble pivote. El delantero brasileño se ha desempeñado perfectamente en su nuevo rol y en los ocho partidos del campeonato ucraniano en los que Lucescu le ha utilizado como segundo delantero ha acumulado 3 goles y otras 3 asistencias. Mientras que en la Champions -ya con Alex Teixeira- Luiz Adriano se ha mantenido como delantero en el 4-2-3-1: en 4 partidos y ya ha marcado 9 goles y ha dado 3 asistencias.

Vágner Love 2007.  Dunga compuso para la Copa América de Venezuela 2007 una selección brasileña caracterizada y criticada por su rigor táctico, con mucha capacidad de trabajo en el centro del campo y que requería un ‘9’ capaz de trabajar en las tareas defensivas, de aguantar el balón de espaldas y de habilitar a los mediapuntas a los que se reducía el protagonismo ofensivo (Robinho, Julio Baptista) junto a las incorporaciones de los laterales (Maicon, Dani Alves). Ese estilo chocaba con la tradición del ‘jogo bonito’ brasileño, era una fórmula para competir con las selecciones europeas en el Mundial de Sudáfrica y una propuesta coherente con el rol de las estrellas brasileñas en Europa, donde predominaba el pragmatismo mourinhista dispuesto en 4-2-3-1. Además, el propio Dunga había sido un machaca. El ‘9’ de Brasil en Venezuela 2007 fue Vágner Love, un delantero potente y muy completo del CSKA que dio sentido a la idea de Dunga. Vágner Love desempeñó perfectamente su rol secundario en ese Brasil sobrio, fue titular y actuó aislado del centro del campo [6] durante todos los partidos [7]. Solo marcó un gol pero fue capaz de dar 4 asistencias y fue determinante en la final ante Argentina (3:0) recuperando en el mediocampo un balón que rápidamente se convirtió en el primer gol y asistió a Dani Alves en el tercero. Mientras, Robinho (6 goles) y Julio Baptista (3) acapararon el protagonismo nominal.

En su segunda etapa como seleccionador, Dunga mantiene el 4-2-3-1 que también utilizó Brasil en su Mundial y en la debacle (1:7) ante Alemania. Y el ‘9’ sigue siendo un complemento para el protagonismo de los mediapuntas: Willian, Oscar y sobre todo Neymar. Dunga ha alineado a Diego Tardelli (Atlético Mineiro) como único delantero en los cuatro primeros partidos de esta nueva etapa. Tardelli es un delantero muy ligero y con mucha movilidad que se aleja permanentemente del área generando superioridades en el medio campo y provocando espacios y desconcierto en las defensas para que Neymar pueda aparecer y ser determinante como finalizador — ver imagen.  

La notoriedad de Luiz Adriano en la Champions permite ahora a Brasil redescubrir a un delantero más completo que Diego Tardelli y que también puede complementarse con el rol dominante de Neymar. En palabras de William [8] -su ex compañero en el Shakhtar-: "A Luiz Adriano le gusta estar más tiempo en el área y es un delantero más tradicional, aunque [también] le gusta moverse mucho. Tardelli generalmente se mueve más fuera del área". Idea que el propio Dunga ha remarcado cuando anticipó que Luiz Adriano debutará y será titular en el amistoso con Turquía: "Es lógico que será un cambio, aunque vamos a darle más libertad [a Luiz Adriano] para que se mueva. Los jugadores de la selección tienen que adaptarse a jugar con un delantero más centralizado, pero el atacante tiene que moverse para no ser presa fácil de sus marcadores" [9].

Dunga ya tiene a ese delantero capaz de ser una referencia y de complementarse con los mediapuntas, ya tiene en Luiz Adriano a su Vágner Love de 2007. 

______________________
[1] Palmarés y cifras de Luiz adriano en el Shakhtar a 21 de octubre de 2014  — ver imagen
[2] véase 'La Moldavia contrafactual de Henrique Luvannor'  DAVAI DAVAI !!
[3] Shakhtar striker Luiz Adriano ready to receive Ukrainian citizenship and play for Ukraine – InterFax Ukraine
[4] Shakhtar's Luiz Adriano open to Ukraine switch  AfricanFootball
[5] Six Shakhtar Donetsk players refusing to return to Ukraine due to conflict The Guardian
[6] Luis Miguel Hinojal: 'Contrastes en la delantera' — Diario El País
[7] Vágner Love fue titular en el debut con derrota ante México (0:2) y luego la lesión de Fred (Olympique Lyon) le dejó solo con la competencia testimonial del errático Alfonso Alves (Heerenveen) en la delantera  —  Diario AS
[8] Willian: Luiz Adriano offers a different threat to Diego Tardelli  Sambafoot
[9] Dunga probará con Luiz Adriano junto a Neymar frente a Turquía  Diario AS

21 de octubre de 2014

La reestructuración del BATE Borisov

BATE reload.jpg
La equipación del BATE Borisov 2014 con las dos estrellas en el pecho (JOMA)

Karagandy, el éxodo y la décima. En el verano de 2013 la eliminación del BATE Borisov ante el Shakhter Karaganda en la segunda ronda previa de la Champions League supuso el final de la histórica ‘era Goncharenko’ [1]. Después de cinco clasificaciones consecutivas para la fase de grupos de la Champions o de la Europa League, el BATE de Goncharenko se quedó por primera vez fuera de las competiciones europeas. En octubre el prodigioso técnico bielorruso concretó su anunciada salida del club para incorporarse a un campeonato más fuerte y se hizo cargo del Kuban Krasnodar, un club ya caracterizado como lanzadera de entrenadores en Rusia (Dan Petrescu, Leonid Kuchuk). Paralelamente el BATE anunció que su presupuesto para la temporada 2014 se reduciría de 7.2 a 6 millones de dólares y en invierno de 2014 ya había transferido a varios de sus jugadores con mayor estatus y salario, todos internacionales: los defensas Artem Radkov, Maksim Bordachev y el capitán Aleksandr Yurevich, y los centrocampistas Mikhail Sivakov, Artem Kontsevoy, Pavel Nekhajchik y Aleksandr Hleb. — Mientras la plantilla se descomponía, el BATE culminó la conquista de su décima Belarusian Premier League con la que sumó una segunda estrella a su escudo.

Era Yermakovich. El BATE Borisov había preparado un relevo desde dentro para Viktor Goncharenko. El elegido era Alexandr Yermakovich, tercer jugador con más partidos en la historia del BATE (279) y técnico asistente desde 2008. Una fórmula similar a la del propio Goncharenko, también ex jugador del club y asistente en las etapas de Yuri Pontus e Igor Kriushenko [2]. La etapa liderada por Yermakovich coincide con el estreno del Borisov-Arena, un estadio de diseño futurista, construido para ser la imagen de Bielorrusia en Europa [3] y que ha sido fundamental para volver a alcanzar la fase de grupos de la Champions.

Entre las incorporaciones para la temporada 2014 predominan los jóvenes del campeonato bielorruso: el portero Sergey Chernyk (26 años), los centrocampistas Ilya Aleksievich (23), Aleksandr Karnitskiy (25), Mikhail Gordjchuk (24), Evgeny Yablonski (19) y el delantero Nikolay Signevich (22). Las excepciones han sido las contrataciones del voluntarioso lateral ruso Andrei Khagush (28), del volante ucraniano Andriy Yakovlyev (25) y de los defensores serbios Filip Madlenovich (24) y Nemanja Tubic (30). En suma, el BATE continúa el modelo tradicional de configurar la plantilla con jugadores del campeonato bielorruso y algunos eslavos, la plantilla ha perdido calidad técnica y experiencia y ha ganado mucha energía. 


El estilo Yermakovich. La sofisticación táctica de la ‘era Goncharenko’ ha sido reemplazada por una idea más simplificada: acciones directas, más despliegue físico y combatividad en todo el campo. En esta nueva versión del BATE destacan varios jugadores. Egor Filipenko ‘el Chygrynskiy bielorruso’ es el líder de la defensa, clave en la salida del balón y determinante en las acciones de estrategia. Alexandr Pavlov ‘el Scholes bielorruso’ es el arquetipo de mediocentro mixto, un llegador que ya había sido fundamental en la Champions 2012/13. Y el segundo delantero Sergey Krivets explotó su verticalidad y acumuló 12 goles y 17 asistencias en todas las competiciones hasta que recibió la llamada del Metz la misma noche en que el BATE eliminó al Slovan Bratislava. El gran perjudicado por el cambio de estilo es Dmitri Baga, un centrocampista polivalente y de perfil técnico más indicado para un fútbol combinativo.

Signevich y Karnitskiy. La Champions ha definido al nuevo BATE Borisov de Yermakovich. Afrontar la fase de grupos de la máxima competición europea y la presión que ejerce el Dinamo Minsk de Vladimir Zhuravel [4] en el campeonato bielorruso supone una doble exigencia para el BATE. En ese contexto dos jóvenes han irrumpido con cifras y como paradigmas del nuevo estilo. El delantero Nikolay Signevich ha retornado al BATE tras varias cesiones y se ha establecido como titular desde el verano. Con una talla portentosa -1.94 metros y 84 kilos- combina versatildad y mucha presencia en todo el frente de ataque. Esta temporada acumula 9 goles y 5 asistencias en las competiciones bielorrusas y fue clave en las previas de Champions. El mediocentro Aleksandr Karnitskiy también reúne unas condiciones atléticas notables -1.87 metros y 77 kilos- y una capacidad extraordinaria llegar desde segunda línea y rematar de media o larga distancia. En el último mes ha marcado 5 goles en el campeonato bielorruso y otro al Athletic de Bilbao [5] en la Champions. También han destacado el mediocentro defensivo Evgeni Yablonski, un canterano que ya ha desmostrado un enorme sentido táctico con la selección bielorrusa sub-21 [6] y Mikhail Gordejchuk, un volante muy rápido que llegó justo tras debutar con la selección absoluta y ha sumado 10 goles y 3 asistencias en las competiciones bielorrusas y que abrió el marcador en Borisov para superar el play-off con el Slovan Bratislava.
______________________
[1] El BATE Borisov de Viktor Goncharenko — DAVAI DAVAI !!
[2] Pontus, Kriushenko, Goncharenko y Yermakovich son los únicos entrenadores que ha tenido el BATE Borisov desde su refundación en 1996.
[3] Borisov-Arena, la imagen de Bielorrusia en Europa — DAVAI DAVAI !!
[4] FC Dinamo Minsk wants to win the Premier League this season — BelarusTimes.by
[5] El atrevimiento bielorruso desconectó al Athletic — MarcadorInt.com
[6] Copa de la CEI y el Báltico 2014: Letonia U21 vs. Bielorrusia U21 — DAVAI VISIÓN